La agencia gubernamental de Estados Unidos encargada de las solicitudes de inmigración decidió abrir una oficina que identificará a las personas de las que sospeche hayan hecho trampa para conseguir su naturalización y las cancelará si así fue.

El director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés), L. Francis Cissna, dijo a The Associated Press en una entrevista que su agencia ha contratado a decenas de abogados y agentes de inmigración para revisar los casos de inmigrantes que tenían orden de deportación y presuntamente utilizaron identidades falsas para conseguir después tarjetas de residencia y la ciudadanía mediante la naturalización.

Haga clic aquí para leer el artículo.