Los líderes de la Cámara de Representantes del Partido Republicano se han enfrentado al plazo del martes establecido por los republicanos moderados para presentar una propuesta de compromiso de inmigración. De lo contrario, los disidentes tienen la intención de obligar a votar sobre cuatro proyectos de ley de inmigración en este mismo mes de junio.

Los republicanos moderados y conservadores han luchado durante años para unirse en torno al tema de inmigración. En las últimas semanas, los republicanos se han sentido frustrados por la incapacidad del Congreso para resolver el estatus legal de las personas que fueron traídas ilegalmente al país cuando eran niños, por lo que volvieron a poner el tema en el centro de atención.

Haga clic aquí para leer el artículo.