Jon Coupal

Gracias a la Proposición 13, las facturas de impuestos a la propiedad son menos alarmantes en California que en muchos otros estados. Se sabe que los propietarios de viviendas en Illinois y Nueva Jersey, por citar dos ejemplos, soltaron un grito espeluznante cuando abrieron el sobre del recaudador de impuestos como la cual escucharía en una película de terror protagonizada por Jamie Lee Curtis.

La Proposición 13 limita los aumentos en el valor de tasación de una propiedad al 2 por ciento por año y brinda a los propietarios una idea bastante clara de cuánto será la cantidad en su factura de impuestos antes de abrir el sobre.

Aun así, pueden haber algunas sorpresas. Los contribuyentes deben entender los varios cargos y verificar la factura de impuesto para asegurarse de que no se les evalúe por más de lo que están legalmente obligados a pagar. Es una buen idea comparar la factura fiscal de cada año con la factura del año anterior.

Para la mayoría de los condados de California, la factura del impuesto a la propiedad mostrará tres categorías de cargos. Son el gravamen fiscal general, el endeudamiento votado y las evaluaciones directas.

El impuesto general, “General Tax Levy”, es lo que la mayoría de la gente piensa cuando se  habla de impuestos a la propiedad. Se basa en el valor estimado de la tierra, mejoras y accesorios. Este cargo generalmente constituye la mayor parte de la factura de impuestos y es la cantidad que está limitada por la Proposición 13.

El aumento anual en el impuesto general de evaluación no debe ser más del 2 por ciento, a menos que haya mejoras en la propiedad, como agregar un cuarto a la casa. Sin embargo, si una propiedad recibió una reevaluación de “reducción de valor” bajo la Proposición 8, el valor sujeto a los impuesto puede subir más de 2 por ciento para reflejar la recuperación en el valor del mercado. Pero en ningún caso el valor imponible será más que el año base de la Proposición 13 mas el 2 por ciento anual desde la fecha de compra.

Si casas como la suya se están vendiendo por menos de la valuación en su factura actual, comuníquese con el asesor de su condado y solicite un ajuste para reflejar el valor del mercado.

La segunda categoría de cargos es endeudamiento votado. Estos son cargos que reflejan el costo de reembolso de los bonos aprobados por los votantes. Los bonos locales de obligación general para bibliotecas, parques, centros de policia y bomberos y otras mejoras de capital son pagadas exclusivamente por los propietarios. Debido a que una minoría de la población está obligada a pagar la cantidad completa, la constitución de California de 1879 estableció el voto de los dos tercios para la aprobación de estos bonos. Esto asegura un fuerte consenso de la comunidad antes de obligar a los propietarios a pagar la deuda por 20 o 30 años.

Hasta el año 2000, los bonos escolares locales también requerian un voto de dos tercios, pero la aprobación de la Proposición 39 redujo el requisito de voto al 55 por ciento. Así es que debido a que ahora es más fácil aprobar los bonos escolares muchos propietarios están viendo un aumento significativo en la columna de endeudamiento votado en sus facturas de impuestos.

En algunos condados, los impuestos a las parcelas pueden aparecer en esta segunda categoría de exacciones de propiedad, aunque los impuestos a las parcelas rara vez se utilizan para pagar deudas. Los impuestos a las parcelas son impuestos por ser dueño de la propiedad pero no se imponen como un porcentaje del valor imponible. Aunque no hay un límite superior en la cantidad de impuestos a las parcelas que tiene que pagar, la buena noticia es que bajo la Proposición 13, todavía requieren un voto de dos tercios.

El tercer tipo de impuesto que se encuentra en la típica  factura de impuestos a la propiedad es para evaluaciones directas. Estos son cargos por servicios relacionados con propiedades tales como luces de la calle, saneamiento regional, control de inundaciones, etc. Debido a la Proposición 218- la ley de derecho de votar sobre los impuestos que fue colocada en la boleta por Howard Jarvis Asociación de Contribuyentes en 1996- se les debe dar a los propietarios el derecho de tener una opinión significativa en la aprobación de nuevas evaluaciones. Antes de que se pueda imponer o aumentar una evaluación, los propietarios deben ser informados por escrito y se les debe dar la oportunidad de emitir un voto de protesta sobre el nuevo cargo. Si la mayoría de los propietarios protestan, el cargo no puede ser impuesto.

Finalmente, para controlar cuánta deuda de bonos y evaluaciones directas aparecen en su factura, tome mucha atención a su boleta en la próxima elección. Hay literalmente cientos de propuestas de bonos e impuestos en los gobiernos locales de California. Algunos pueden valer la pena. La mayoría no lo son.

Para obtener más información sobre las facturas de impuestos a la propiedad, vaya a hjtaespanol.org y haga clic en Preguntas, luego haga clic en la pestaña “Evaluaciones de Propiedades”. Si tiene una pregunta sobre su factura de impuestos a la propiedad, puede comunicarse con el asesor de su condado o el recaudador de impuestos del condado, o llamar a la agencia gubernamental responsable de cada gravamen que se incluye en su factura. Es su dinero y usted tiene derecho a estar seguro de que su factura es correcta.