January 22, 2017 Commentary 0 Comments

Para Los Aumentadores de Impuestos, El Final de La Sequía Son Malas Noticias

Jon Coupal                              22 de Enero de 2017

Mientras escribo esto, está lloviendo en Sacramento. Lloviendo fuerte. Y aunque yo vivo cerca de 200 yardas lejos de el río de Sacramento, tengo la confianza de que los diques dentro de los límites de la ciudad están en buenas condiciones. (Tomando en cuenta que la agencia de control de inundaciones del Sacramento recoge millones de dólares de parte de los dueños de casa, que se les cobra cada año, para mantenerlos.)

En una palabra, California está empapado. Las pulgadas en total y las medidas de nieve son las más altas que hemos visto en una década. Pero a pesar de que las puertas de inundación en las presas a través de todo el estado están abiertas, la ruptura de los diques han causado serias inundaciones en el sur de California y el Valle Central, el estado se niega a declarar que la sequía se ha terminado.

Como defensores de los contribuyentes en un estado con impuestos elevados, estamos acostumbrados a ver una motivación política el la mayoría de las declaraciones que vienen del gobierno. Pero esta vez, no estamos solos. Oficiales de agua locales le dio a los recursos del estado que controla la agua una regañada la semana pasada sobre el hecho de no declarar que la sequía se ha acabado. Un representante de la asociación de agua de california, una organización formada por los distritos de agua locales, señaló que el Yolo Bypass (diseñado para evitar inundaciones en Sacramento por la liberación de grandes cantidades de agua a la tierra donde finalmente fluye hacia el delta) ahora “se mira igual que el lago de Michigan.” Sin embargo, oficiales de agua del estado no fueron persuadidos y decidieron mantener las regulaciones rigurosos “para unos meses más.”

Están las autoridades del estatales siendo demasiado prudente? Incluso si tienen la mejor de las intenciones están perdiendo credibilidad al afirmar que una “emergencia de sequía” todavía existe. Pero y si las intenciones de algunos políticos del estado- incluyendo el gobernador- no son tan noble?

Antes cuando la sequía era real, hubo llamadas por el gobernador acerca de ciertas protecciones constitucionales de los contribuyentes que estaban previniendo el estado de hacer frente a la crisis. Los requisitos de aprobación de los votantes de la Proposición 13, igual a los de la Proposición 218, el costo de servicios sobre las limitaciones de la tasa de agua fueron objetivos de las quejas. De hecho, después de una decisión de la corte de apelación durante el verano que confirmó el requisito común de la Proposición 218, que las tasas de agua tenían que reflejar el verdadero costo de proporcionar el agua para los usuarios del agua, el gobernador Brown crítico de una manera enojado alegando que esto le privó de la herramienta necesidades para hacer frente la escasez de agua. (Esto no tenía sentido, ya que no hay nada en la Proposición 13 o 218 que le quite una gran variedad de herramientas disponibles para los gobiernos locales para incentivar la conservación y desincentivar los residuos.)

El verdadero problema para los políticos y los burócratas es que si la sequía se realmente término, que el sentido común le dice a los ciudadanos que así es, entonces esto elimina una justificación para anular o debilitar la leyes destinada para prevenir al gobierno de extender servicios.

Share: